Evaluación, promoción y titulación

La evaluación se entiende como el conjunto de prácticas que sirven al profesor para regular, revisar y ajustar el proceso de enseñanza y aprendizaje a los progresos o dificultades de los alumnos alumnas, según se van detectando a lo largo de su escolarización.

La evaluación será realizada por el equipo de evaluación, que estará integrado por el conjunto de profesores de cada grupo de alumnos coordinado por el profesor tutor y contará con el asesoramiento del departamento de Orientación. Las calificaciones de las asignaturas y ámbitos, en su caso, serán decididas por el profesor respectivo. Las demás decisiones serán adoptadas por consenso del equipo de evaluación.

Además de los criterios de evaluación específicos de cada una de las asignaturas o materias, que se reflejan en los correspondientes currículos, con carácter general, el equipo pedagógico considerará como fundamentales los siguientes aspectos:

  • La correcta expresión y comprensión oral y escrita de nuestra lengua.
  • Utilizar correctamente el lenguaje científico de cada materia.
  • Resolver problemas de la vida cotidiana por medio de la simbolización de las relaciones que existan en ellos.
  • Tener un hábito racional de trabajo tanto individual como en equipo.
  • Valorar el progreso individual del alumno desde su particular punto de partida.
  • Desarrollo del sentido crítico.

Para cada grupo de alumnos se realizarán, al menos, tres sesiones de evaluación entre Octubre y Junio, distribuidas homogéneamente con un reparto equitativo de los días lectivos. La evaluación será realizada por el conjunto de profesores del respectivo grupo, y asesorados por el Departamento de Orientación del centro. Dichos profesores actuarán de manera colegiada a lo largo del proceso de evaluación y en la adopción de las decisiones resultantes del proceso.

A éstas se añadirá una más con carácter “inicial” que se realizará durante el primer mes de clase y que será meramente de carácter informativo sobre la evaluación inicial para detectar el grado de desarrollo alcanzado en aspectos básicos.

El profesor/a Tutor/a levantará acta del desarrollo de las sesiones, en la que se harán constar los acuerdos alcanzados y las decisiones adoptadas.La valoración de los resultados derivados de estos acuerdos y decisiones constituirá el punto de partida de la siguiente sesión de evaluación.

La valoración sobre el progreso del alumno/a en el aprendizaje se expresará mediante la escala de calificaciones Mención Honorífica (0M), Sobresaliente (S0, S9), Notable (N8, N7), Bien (B6), Suficiente (S5), e Insuficiente (I1, I2, I3, I4).

En el contexto del proceso de evaluación continua (siempre que no haya abandono), la valoración positiva del rendimiento del alumno/a en una sesión de evaluación significará que el alumno/a ha alcanzado los objetivos programados.

Los alumnos que no hayan superado todas las materias en la evaluación final de Junio pueden presentarse a las pruebas que se realizan en la convocatoria extraordinaria de Septiembre.

Cada materia pendiente de cada curso computa como una materia pendiente distinta aunque tengan el mismo nombre. Por ejemplo, un alumno de 3º de ESO que tenga pendiente Inglés en 2º, Inglés en 3º y Matemáticas en 3º tiene 3 asignaturas pendientes de superar.

En la sesión extraordinaria de Septiembre, de cada uno de los cursos, se decidirá acerca de la promoción de los alumnos/as al curso siguiente o de la titulación para los alumnos de 4º de E.S.O., en función de las calificaciones obtenidas en las distintas materias y del contenido de los informes de evaluación final de cada alumno/a.

Páginas: 1 2 3